Navidad: Época de Crisis

La naturaleza cíclica del ser humano tiene mucho que ver con el desarrollo de la noción de tiempo que el mismo creó, en función de las leyes naturales; estaciones del año, tiempo de lluvias, tiempos de sequía, entre otros.

Creamos rituales con una carga importante de significados y simbolismos, sin embargo, al mismo tiempo nos organizan o persiguen. Y esta creación absolutamente artificiosa, se vuelve un engranaje que a su vez nos enrola de manera indefectible.

La época navideña es un ejemplo: al hallarse tan cercana al final del año, tiene toda la carga de un ciclo que se cierra. Ante un ciclo que está por terminar, los balances; conscientes e inconscientes no se hacen esperar. Si bien el gran anuncio es el de una época llena de “dicha y felicidad”, la realidad nos muestra facetas muy diferentes. Los balances no siempre son positivos, las cuentas a menudo quedan con números rojos y las expectativas de una “blanca navidad”, a veces se ven frustradas.

Dato curioso: suele presentarse un aumento en los índices de suicidio hacia el final del año y mayor número de visitas en Google para búsqueda de métodos para suicidarse que para tratar la depresión, así como, también aumenta el índice de separaciones.

Desencadenantes de la Depresión Navideña.

Son muchos los factores que pueden producir la depresión navideña, entre ellos se encuentran:

  • Balance de fin de año
    Lo cumplido, los logros, las pérdidas. Con frecuencia el balance puede ser negativo, el efecto psicológico de un ciclo que se cierra puede ser muy poderoso.
  • Estrés
    Las finanzas son un factor determinante: el gran dilema de la gratificación de fin de año; más dinero, pero más gastos.
  • Fatiga
    Por alguna razón desconocida se junta la navidad con el fin de un año.
  • Expectativas no realistas sobre lo que significa la navidad: Sobre-comercialización vs. Falta de espiritualidad.
  • Problemas en la Dinámica familiar
    • Historia durante el año de pérdida de un ser querido
    • Reactivación (re-edición) de conflictos añejos
  • Cambios bruscos y sostenidos en las conductas rutinarias
    Como mayor cantidad y diferentes tipos de alimentos, más alcohol, más desveladas, menos descanso.

Consejos útiles que te ayudarán a ver de otra manera la época navideña:

  1. No te creas el gran comercial navideño
    La Navidad va más allá de las grandes decoraciones, las familias increíblemente felices y los regalos caros. No caigas en la trampa de verte excesivamente perfecto o sentirte extasiado como en los comerciales. La Navidad según los centros comerciales y los grandes escaparates es sólo parte de una estrategia comercial.
  2. Organiza nuevas tradiciones navideñas
    Si a lo largo de este año perdiste a alguien y es el primer año sin esa persona, date el chance de extrañarlo naturalmente. La tristeza en estos días puede ser un sentimiento totalmente normal y es mejor honrar la memoria de esos que se han ido.
    Una buena idea es que inventes nuevas tradiciones navideñas: esto ayudará a tu espíritu y a que la época pueda seguir siendo una buena oportunidad para celebrar.
  3. Pon atención a la dinámica familiar
    Con mucha frecuencia (y aunque parezca irónico), tu familia y amigos pueden ser el origen de tu depresión navideña (aunque las películas y los comerciales te digan exactamente lo contrario). Tal vez no puedas cambiar la dinámica de tu familia, pero al menos deberías de tener presente qué aspectos de esta dinámica son los que puedes reconocer como nocivos. Elimina o acorta todas esas experiencias que te generen estrés: compras navideñas de último momento, exceso de “compromisos”, no veas a quien no quieres.
  4. Busca ayuda profesional
    Si los síntomas de la depresión navideña son severos, si sientes que los síntomas de la tristeza son intensos; si pasan varios días y continuas sintiéndote muy triste, es tiempo de buscar ayuda. Lo mismo aplica si alguien en la familia o de tus amigos lo ves hundido. No esperes hasta que sea demasiado tarde.

Otros consejos de utilidad:

  1. Redefine tus prioridades
  2. Establece metas realistas para esta época
  3. Delega algunas responsabilidades en otros o abandónalas si es el caso
  4. Apégate a un presupuesto y cúmplele para disminuir el estrés
  5. Busca aquellas actividades libres
  6. Voluntarízate para ayudar a otros
  7. Quizás lo más importante para lidiar con la depresión navideña sea que te detengas a pensar en el verdadero significado de la Navidad, sin importar lo que para cada quien esto pueda significar y ocúpate en compartir este espíritu de la época

Escrito por: Dr. Aldo Suárez Mendoza

2019-01-01T18:43:41+00:00

Entradas recientes

Contacto

Sierra Candela 111 Consultorio 306, Col. Lomas de Chapultepec, Miguel Hidalgo, C.P. 11000, Ciudad de México.

Phone: 5202 2971

Mobile: 5202 7853